BAÑOS RELAJANTES CON SALES DE MAGNESIO (SAL DE EPSOM)

El sulfato de magnesio es una sal inorgánica que contiene magnesio, azufre y oxígeno, con la fórmula MgSO4. A menudo se encuentra como epsomite heptahidrato de sulfato mineral, comúnmente llamado sal de Epsom, el nombre proviene de un manantial salino amargo de la ciudad de Epsom en Surrey, Inglaterra, donde se produce la sal de los manantiales que surgen en la caliza porosa de las llanuras del norte de Londres. Sal de Epsom se produce naturalmente como un mineral puro.

Escrito por la Dra. Judy Converse, MPH, RD, LD, en su libro “Special-Needs Kids Go Pharm-Free”

Baño caliente de sales de magnesio para inducir relajación

Agregue sales de Epsom (sulfato de magnesio), bicarbonato de sodio, y una gota de aceite esencial de lavanda al baño de su hijo todas las noches. Un baño de diez o quince minutos es suficiente para dejar que los minerales en las sales sean absorbidos. Las sales de Epsom contienen magnesio, un mineral necesario para calmar y suavizar la transmisión de los nervios, y azufre, un elemento necesario para las enzimas hepáticas y digestivas, para la gestión de las respuestas inflamatorias además de muchas proteínas estructurales en el cuerpo. Se necesita azufre para ejecutar varios procesos metabólicos que permiten la excreción segura de fenoles, aditivos, colorantes, metales pesados, e incluso medicamentos. Tanto el magnesio y sulfato en las sales de Epsom son mejor absorbidos a través de la piel. Sigue leyendo

Anuncios