BAÑOS RELAJANTES CON SALES DE MAGNESIO (SAL DE EPSOM)

El sulfato de magnesio es una sal inorgánica que contiene magnesio, azufre y oxígeno, con la fórmula MgSO4. A menudo se encuentra como epsomite heptahidrato de sulfato mineral, comúnmente llamado sal de Epsom, el nombre proviene de un manantial salino amargo de la ciudad de Epsom en Surrey, Inglaterra, donde se produce la sal de los manantiales que surgen en la caliza porosa de las llanuras del norte de Londres. Sal de Epsom se produce naturalmente como un mineral puro.

Escrito por la Dra. Judy Converse, MPH, RD, LD, en su libro “Special-Needs Kids Go Pharm-Free”

Baño caliente de sales de magnesio para inducir relajación

Agregue sales de Epsom (sulfato de magnesio), bicarbonato de sodio, y una gota de aceite esencial de lavanda al baño de su hijo todas las noches. Un baño de diez o quince minutos es suficiente para dejar que los minerales en las sales sean absorbidos. Las sales de Epsom contienen magnesio, un mineral necesario para calmar y suavizar la transmisión de los nervios, y azufre, un elemento necesario para las enzimas hepáticas y digestivas, para la gestión de las respuestas inflamatorias además de muchas proteínas estructurales en el cuerpo. Se necesita azufre para ejecutar varios procesos metabólicos que permiten la excreción segura de fenoles, aditivos, colorantes, metales pesados, e incluso medicamentos. Tanto el magnesio y sulfato en las sales de Epsom son mejor absorbidos a través de la piel.

Epsom Salts

Estos son típicamente calmantes naturales, pero algunos niños tienen una reacción antagónica u opuesta y reaccionan más activos, irritables y despiertos en lugar de relajados y con sueño. Varias investigaciones muestran que los niños con autismo tienen bajos niveles de azufre, y aunque es necesario reponer este elemento crítico, hacerlo demasiado rápido puede desencadenar una racha de conductas inadecuadas debido a las vías de desintoxicación que dependen de ello. Esto puede significar que su hijo está de repente trabajando horas extras para eliminar las toxinas que han sido acumuladas por la deficiencia de azufre. Si usted observa que su hijo responde a las sales de magnesio demasiado activo o irritable, tal vez este es el caso; utilice una pequeña cantidad de sales de Epsom (una cucharada o dos) y aumente gradualmente según la tolerancia de su niño. La restauración de la química normal de sulfatación será de gran beneficio a largo plazo.

www.HijoSano.com

Nota: Los medicamentos pueden ser metabolizados de forma más eficiente cuando se utilizan sales de Epsom, lo que significa que más medicamento llega al torrente sanguíneo, incluso cuando la dosis se mantiene igual. Algunos niños son capaces de reducir las dosis de los medicamentos (especialmente los medicamentos psiquiátricos) después de la reposición de azufre con sales de Epsom. Asegúrese de buscar cambios en su hijo si utiliza estas sales. Informe a su médico al respecto. Su hijo pudiera utilizar menos medicación. Cualquier respuesta repentina después de usar las sales de magnesio es un indicador de que la química del azufre en el cuerpo fue probablemente baja. El azufre no es un elemento fácil de absorber en el intestino. Continúe con los baños, pero reduzca la cantidad de sales de Epsom que utilice, hasta que encuentre un  estado emocional tranquilo y feliz.

 bath-bathtub

Aceites esenciales que pueden inducir el sueño

Para un efecto extra-relax, añada un aceite esencial como la lavanda. De una a cuatro gotas de un aceite esencial será suficiente para una tina; no utilice aceites esenciales directamente sobre la piel. Además del aceite calmante de lavanda, intente una o dos gotas de sándalo o en aceite de masaje. Estos tienen compuestos llamados sesquiterpenos que pueden actuar sobre la glándula pineal, una estructura pequeña en el cerebro responsables de la liberación de la melatonina. La melatonina es una hormona que nos hace caer dormidos (un  bebé normalmente hacen una gran cantidad de melatonina, mientras que los niños en la etapa de la pubertad hacen menos). Evite la estimulación de los aceites de fragancias en champús, lociones o jabones.

Cantidades recomendadas

Para una bañera de bebé (tamaño encimera), añadir sales de Epsom ¼ de taza, ¼ taza de bicarbonato de sodio y 1 gota de lavanda o aceite esencial de su elección.

Para un niño pequeño en una bañera regular, agregue ½ taza de sales, ½ taza de bicarbonato de sodio, y 2-3 gotas de lavanda.

Para los niños grandes (arriba de 60 libras, o más de 27 kilos), hasta una taza de sales de Epsom está bien, más ½ taza de bicarbonato de sodio y 4 gotas de lavanda.

www.HijoSano.com

Para las mamás y los papás cansados, se recomienda el mismo cuidado antes de ir a la cama, si tiene tiempo. Báñese en 2 tazas de sales de Epsom, 1 taza de bicarbonato de sodio, y cualquier aceite esencial relajante de su gusto.

 

 

“Special-Needs Kids Go Pharm-Free”, Dra. Judy Converse, MPH, RD,LD 1ra. edicion Diciembre 2010. ISBN 978-0-399-53622-9 Solutions for sleep with special-needs kids, pg. 44 – 46.

http://es.wikipedia.org/wiki/Sulfato_de_magnesio 

http://es.wikipedia.org/wiki/Sesquiterpeno

http://es.wikipedia.org/wiki/Gl%C3%A1ndula_pineal

http://es.wikipedia.org/wiki/Melatonina

http://www.rdnattural.es/blog/magnesio/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s