No le pidas nada…

A

Una forma segura de fortalecer la sensación del derecho de los niños, e inhibir su sentido de valor, es sencillamente no pedirles nada, no exigirles nada, sin esperar nada. Pronto tus hijos comenzarán a sentir como si sus vidas no significan “nada”.

Al convertirte en un proveedor de servicios que tus hijos consumen, sin exigir nada a cambio, te estas asegurando de que ellos verán al mundo convencidos de que tienen derecho a que los mantengan pidiendo más y, sin embargo, menos satisfechos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s