Padre e Hija…

Por el corto Padre e hija, que dirigió Michael Dudok de Wit en el año 2000 y fue varias veces premiado, no pasa el tiempo. Es un sensible canto a la pervivencia de los vínculos familiares más allá de la muerte.